Foro Medico Nicaraguense

Por la Instalación del Colegio de Médicos y Cirujanos de Nicaragua

Viernes 16 de Noviembre de 2012

Bolsa de Noticias

Muerte encefálica y ablación.

Desde el punto de vista legal, la certificación de muerte se hace por falla cardio respiratoria, pero una nueva Ley que está en la Asamblea puede modificar este final de nuestras vidas, ya que por criterio médico se va a dictaminar la muerte por falla del sistema nervioso.

Como consecuencia de un traumatismo craneal, o por accidente cerebro vascular, la persona en coma podrá ser dictaminada fallecida por dos médicos uno de ellos debe ser especialista de Neurología o Intensivista.

La familia del paciente adecuadamente informada sobre el carácter irreversible del daño cerebral, aceptará las decisiones médicas posteriores , como es retirarle la respiración asistida y los medicamentos, y ya sin oxigenación el cuerpo muere pocas horas después.

Este ciudadano vivo, considerado cadáver, queda a la decisión de terceras personas si se le realiza la ablación (extracción de órganos),  si sus riñones, córneas, hígado, páncreas, etc van a alimentar un banco de organos para trasplantes, o sea, que sin su voluntad, (porque ésta ya no cuenta cuando se es declarado cadáver) sus organos van a ser propiedad de  otras personas.

Es muy doloroso para los deudos aceptar esta realidad, por nuestras creencias, por amor filial, nos aferramos a una esperanza, creemos en los milagros, pero si además de tener que aceptar que  el enfermo es irrecuperable, también se le propone al pariente que autorice la donación de  sus organos, este es otro aspecto ético y cultural al que se verá enfrentado tanto el médico como la familia del supuesto “cadáver”.

No es sano que la Ley de donaciones y trasplantes de organos se apruebe, primero porque no tenemos las condiciones como Ministerio de Salud para dar este paso, segundo porque es inconsulta y desconocida del gremio medico, es el primer paso que hay que dar, por respeto que nos merecemos y porque podemos estar en desacuerdo y nadie puede obligarnos a practicar procedimientos que están reñidos con la Etica.

El proyecto de Ley va a legalizar la muerte encefálica  cuando la persona presenta tiene alterado el estado de conciencia, en coma, sin movimientos, ni respuesta refleja, sin respiración propia, habiendo descartado que este estado se debe a factores metabólicos, intoxicaciones, estados de shock o efectos de drogas sedantes y bloqueantes neuromusculares. En el anteproyecto se mencionan algunas pruebas instrumentales para comprobar la inactividad y los daños del cerebro, entre ellos el Electroencefalograma, que no es concluyente, (entre el 15 y 40% de personas en coma tienen actividad eléctrica cerebral) , los potenciales evocados de tallo cerebral, (es el mismo electroencefalograma), sonografía doppler transcraneal (es complicado y requiere de especialistas que no tienen los hospitales), arteriografía cerebral de 4 vasos (tiene alto riesgo para el paciente y es de tecnología avanzada que no tenemos en  nuestros hospitales.

Además los médicos sabemos que a pesar de los conocimientos neurofisiológicos actuales, no hay un examen concluyente que delimite la frontera entre la vida y la muerte cerebral.

Y así como los avances científicos permiten que viva un feto de 20 semanas, así la ciencia desde 1981 por un acuerdo entre científicos de Harvard, determinaron la muerte de la persona por falla cerebral incompatible con la vida, decisión avalada por el Vaticano, y ha sido del interés de los ultimos Papas de Roma, que esta situación no sea considerada eutanasia, sino un criterio médico que le dá dignidad a la vida. Así la Iglesia Católica autoriza al médico a retirar los auxilios al paciente en coma, en cambio le  prohibe practicar un aborto terapéutico para salvar la vida de una mujer.

(ver el discurso que dirigió Benedicto XVI a los participantes en el congreso internacional “Un don para la vida. Consideraciones  sobre la donación de órganos”, celebrado en Roma  del 6 al 8 de Nov. De 2008, por iniciativa de la Academia Pontificia para la Vida en colaboración con el Centro nacional Italiano de Trasplantes).

Los donantes de organos, son cada vez menos, y no porque seamos menos cristianos, menos solidarios, sino porque en tanto en Roma como en Nicaragua hay pobres, y para ellos no hay organos disponibles, el trasplante es un lujo, un negocio de grandes dimensiones. Si en los paises desarrollados se niegan a hacer “el testamento vital”, y los organos escasean, es porque la gente no está de acuerdo con estos procedimientos.  Son puntos de vista que requieren de una profunda reflexión moral y espiritual, en el marco de cada cultura, y de cada realidad socioeconómica, el tema de la muerte encefálica no es simplemente un problema biológico de carácter médico,  afecta a toda la sociedad, es un tema complejo que requiere de mucha discusión filosófica, ética, social y legal, tiene que ser comprendido por la sociedad que es la que va finalmente va  aceptar este nuevo concepto de muerte.

Si la necesidad de organos para trasplantes requiere de esta forma de despojo, quizá sea  para el avance científico pero será un retroceso moral. La ciencia para que sea útil a la socieda debe progresar a la luz de la ética .

Gioconda Cajina López

Médico Psiquiatra

Vistas: 96

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Foro Medico Nicaraguense para agregar comentarios!

Únete a Foro Medico Nicaraguense

© 2019   Creada por Jaime Espinosa.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio