Foro Medico Nicaraguense

Por la Instalación del Colegio de Médicos y Cirujanos de Nicaragua

Jack Kevorkian, polémico defensor de la eutanasia

El llamado doctor muerte falleció ayer a los 83 años en la cama de un hospital, como quería, con música de Juan Sebastián Bach. Después de haber ayudado a morir a 130 personas en fase terminal, fue un asesino para unos y un beatífico defensor de la eutanasia para otros. Perdió su licencia. Fue a juicio. Cumplió ocho años de cárcel. Nunca dejó de defender lo que él entendía como el derecho personal de cada paciente a decidir cuándo poner fin a la propia vida. A pocos dejó indiferentes. Alimentó un debate que todavía divide no solo a la sociedad norteamericana, sino al resto del mundo.

Nacido en Michigan en 1928, se licenció en medicina y pronto se interesó por lo que definía como derecho a morir dignamente. Sus primeras apariciones en los diarios sucedieron en 1989. Presentó entonces un dispositivo para suicidarse. Permitía a los pacientes inyectarse una dosis letal de cloruro de potasio, de forma indolora y que garantizaba una muerte rápida. Dijo entonces: "He diseñado esto porque existe la necesidad. Estoy dejando este tabú al descubierto". Posteriormente defendió que se ejecutara a los reos condenados a muerte con una técnica indolora conocida como "anestesia irreversible" que permitiría trasplantar sus órganos

A través de sus entrevistas conoció a Janet Adkins, una anciana a la que habían diagnosticado del mal de Alzheimer. Ella quería morir. Parte de su familia se oponía. Dos días después de su entrevista, ella murió en la parte trasera de una furgoneta, con la ayuda de él. En una entrevista al New York Times, dijo: "Con su cuerpo podríamos haber dividido el hígado en dos y haber salvado a dos niños; podría haberse aprovechado su médula ósea, su corazón, dos riñones, dos pulmones y un páncreas". Aquel caso, ampliamente cubierto por la prensa, le valió su primer juicio, del que salió indemne. El Estado de Michigan, es cierto, le acabaría retirando su licencia, pero Kevorkian ya estaba jubilado entonces.

Kevorkian siguió siendo un asesor en el suicidio de muchos pacientes terminales. Él decía en vida que aconsejó cómo morir a unas 130 personas. Si hay algo que, objetivamente, logró ese médico fue ponerle punto y final a un tabú del que no se hablaba hasta los años ochenta: el de en qué condiciones pasan sus últimos días los pacientes terminales y cómo tratan los médicos su dolor. El resto fue una fuente duradera de polémica. El punto de no retorno fue el del juicio por el suicidio -o asesinato, como decidió un jurado- de Thomas Youk.

 Youk, de 52 años, padecía la enfermedad degenerativa conocida como esclerosis lateral amiotrófica. Quería morir y así lo dejó grabado en un vídeo. En él, emitido por el programa 60 Minutes, de la CBS, se veía a Kevorkian inyectarle al paciente cloruro de potasio porque este no tenía movilidad. Aquello le permitió a la fiscalía presentar cargos más serios, por homicidio. El jurado le declaró culpable. El juez le condenó a una pena de entre 10 y 25 años, de los que cumplió solo ocho por buena conducta. Salió de prisión en 2007, bajo la condición de no volver a asesorar a nadie sobre modos de morir. Siguió defendiendo, sin embargo, el derecho a la eutanasia.

Su voluntad, expresada en 1990, se mantuvo intacta: "Lo que yo quiero es obligar a la profesión médica a que acepte sus responsabilidades, y entre esas responsabilidades se halla ayudar a los pacientes también en su muerte". El año pasado sufrió de fallos renales y neumonía y fue ingresado en un hospital de Michigan, en el que falleció ayer como él le indicó a las enfermeras, con la música de Bach de fondo.

 

Vistas: 220

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Foro Medico Nicaraguense para agregar comentarios!

Únete a Foro Medico Nicaraguense

Comentario de Manuel Salvador Alfaro González el junio 6, 2011 a las 5:38pm

Si no han visto la película, descárguenla del siguiente vínculo: http://www.adictosmovie.co/2010/10/you-dont-know-jack-2010-dvdrip-e...

Titulo: You Don’t Know Jack
Genero: Biografía, Drama
Duración: 02:14h aprox
Idioma: Audio Español Latino
Formato: DVDRip
Tamaño: 700MB

Protagonizada por Al Pacino es una película de HBO para la televisión. Está mas que interesante.

Comentario de Eduardo N. Cornejo Moreno el junio 6, 2011 a las 5:20pm
Estoy de acuerdo con los dos ultimos comentarios, agradezco al Dr. Alfaro y al Dr. Buitrago por sus valiosos aportes.
Comentario de JoseMaria Fulvio Buitrago Solano el junio 6, 2011 a las 3:34pm

LA EUTANASIA EL ABORTO POLEMICAS, ACTITUDES, QUE SON, EL FIN DE UNA VIDA BIOLOGICA, POR CUALQUIER VIA.

SOMOS HUMANOS O LA EXTINCION DE UN CUERPO HUMANO NO REPRESENTA MAS QUE UN CAMBIO MATERIAL.

CADA QUIEN DEBE TOMAR SU ACTITUD DE ACUERDO A SU CREENCIA, Y A SU INTELIGENICA.

Comentario de Manuel Salvador Alfaro González el junio 6, 2011 a las 1:43pm

Por eso se llaman ideas porque son abstracciones difíciles de verificar, pero ya se sabe que son poderosas, y debido a eso a muchas personas en este mundo les han sesgado el derecho al libre pensamiento.

Comentario de Manuel Salvador Alfaro González el junio 6, 2011 a las 1:38pm
Comparto la aseveración de que el Universo y la ignorancia son infinitas, pero no solo la ignorancia humana, la ignorancia en general de los seres vivos, incluyendo los más inferiores. Todos somos dueños de algún tipo de ignorancia y a la vez de algún tipo de verdad. Por eso se asevera que la verdad es relativa. No deben haber absolutismos porque eso es pecar de soberbia, algo común en el mundo desde tiempos inmemoriales, sobre todo practicado por los que se creen dueños de todas las verdades las propias y las de sus congéneres. No es mi intención polemizar solo que cada quien tiene su punto de vista y es libre de tenerlo independientemente de que haya personas que quieran imponer en ellos otras ideas.
Comentario de OLIVER PRUÑONOSA SANTANA el junio 6, 2011 a las 10:07am
En la mayoria de los paises en desarrollo existen criterios diagnosticos de muerte cerebral,  en los cuales si los pacientes o familiares firman consentimiento informado sus organos son donados para ser utilizados en otros pacientes. Un paciente puede vivir en estas condiciones por mucho tiempo, el caso de la joven que vivio por anos en estado de coma en Italia,  no es esto prolongar la agonia de un paciente. Tambien se incluyen ninos con defectos neurologicos, anencefalia. El tema no solo incluye adultos o personas concientes.
Comentario de Eduardo N. Cornejo Moreno el junio 5, 2011 a las 8:56pm

Dr. Alfaro, en el año 3000, Imhotep bajo el reinado de Zoser en Egipto, ya proclamaba el valor de la vida intrauterina y la pena para quien practicara un aborto... El desconocer la historia y el renegar de donde provenimos hace que esta sociedad retroceda no solo a la pre conquista sino que lo haga hasta 5000 años de historia de la humanidad, cuando el ser humano no tenia pleno juicio de si mismo y de su entorno. (juicio es darle valor a las cosas y al mundo que le rodea...) Lo que usted plantea es muy delicado, tiene un trasfondo mas alla de lo que usted se imagina. Aun asi respeto su opinion aunque no estoy de acuerdo. Usted tiene la libertad de utilizar el raciocinio segun usted lo quiera disponer.

"En este mundo hay dos cosas realmente infinitas, el universo y la ignorancia humana" A. Einstein.

Comentario de Rafael Antonio Diaz Salazar el junio 5, 2011 a las 4:57pm
Fallece el "Doctor Muerte" Jack Kevorkian

WASHINGTON D.C., 03 Jun. 11 (ACI/EWTN Noticias).- Jack Kevorkian, conocido mundialmente como el "Doctor Muerte" por su apoyo a la eutanasia y haber colaborado en el suicidio de unas 130 personas (habiendo filmado a una), falleció esta madrugada en un hospital de Detroit (Estados Unidos) a la edad de 83 años.

La muerte de Kevorkian, que había sido condenado a 25 años de prisión por homicidio en segundo grado por uno de estos casos, ocurrió a las 02:30 a.m. de este viernes, según indicó su abogado y amigo Mayer Morganroth.

Liberado en el 2007, Kevorkian estuvo internado desde hace un mes por diversos problemas: afecciones a los riñones, diabetes, hepatitis C. El "Dr. Muerte" había prometido en diversas declaraciones, luego de su liberación, no volver a participar en suicidios.

La historia del "Dr. Muerte"

"Deben acusarme. Si no lo hacen, se entenderá que no creen que se trate de un crimen. No necesitan más pruebas, ¿o sí?". Con estas palabras, Jack Kevorkian o el "Doctor Muerte", desafió a las autoridades del estado norteamericano de Michigan y firmó, sin saberlo ni esperarlo, su sentencia a 25 años de cárcel en el programa televisivo que transmitió un video con su último "suicidio asistido".

En 1987, Kevorkian inició formalmente su macabro oficio de asistente de suicidios con un aviso publicitario en el que se presentaba como "médico asesor de enfermos desahuciados que deseen morir con dignidad" y saltó a la fama gracias a que los medios masivos cubrieron ampliamente la invención del Mercitron, un aparato creado en su propia cocina que se convirtió en la primera máquina del mundo para suicidarse.

Desde ese momento Janet Adkins, Marjorie Wantz, Karen Shofftall, Margaret Garrish, Thomas Youk y otras decenas de personas, pasaron a ser nombres conocidos en la creciente lista de "pacientes" que buscaban terminar los padecimientos de sus males en plena crisis emocional, víctimas de la obsesión mortal de Kevorkian, que se preocupó más por verlos morir que por verificar si estaban realmente enfermos.

El doctor L.J. Dragovic, médico forense del condado de Oakland, fue quien condujo la investigación sobre las autopsias. Desde que terminó su trabajo se niega a considerar como "suicidio facilitado por un médico", alguno de los casos en los que intervino Kevorkian inyectando drogas letales o proporcionando monóxido de carbono.

Lo que ha visto le basta y en su opinión, Kevorkian "no es más que un verdugo múltiple".

Desde sus años de estudiante, Kevorkian era visto por sus compañeros como un sujeto por lo menos "inquietante", incluso respecto de la plenitud de sus facultades mentales. No por casualidad consiguió el apelativo de "Doctor Muerte" apenas graduado, y no en los últimos años, como la mayoría piensa.

Tenía la afición de relatar las masacres de sus antepasados armenios a manos de los turcos en la Primera Guerra Mundial y defendía el holocausto nazi porque "jamás podrán volver a hacerse los experimentos con humanos".

Kevorkian se convirtió en el centro de atención de compañeros y jefes más por sus extrañas aficiones que por sus innovaciones médicas, desde que era residente de patología en un hospital de Detroit durante la década de loa '50s.

Hacía rondas especiales en busca de pacientes moribundos para mantenerles los párpados abiertos con cinta adhesiva y fotografiar sus córneas con el fin de observar si los vasos sanguíneos cambiaban de aspecto en el momento de la muerte, todo ello obviamente sin importarle la dignidad del moribundo.

Convencido de que ningún experimento era demasiado descabellado, a principios de los sesenta ya ensayaba transfusiones de sangre de cadáveres a personas vivas, buscaba permisos para experimentar con reos condenados a muerte por considerar "un privilegio único hacer pruebas con un ser humano que va a morir".
Comentario de Manuel Salvador Alfaro González el junio 5, 2011 a las 11:49am
Dr. Cornejo. No todos tenemos los mismos orígenes y si retornáramos muchos nos tendríamos que remontar a los orígenes pre-conquista de América. Un saludo.
Comentario de Manuel Salvador Alfaro González el junio 5, 2011 a las 11:47am
Totalmente de acuerdo con Usted Dr. Osmín Solano, mejor no lo podría haber expresado. El derecho a la muerte es parte integral del derecho a la vida desde mi punto de vista, así como la muerte es parte integral de la vida al ser la conclusión de ésta. Las omisiones que hacemos al atender pacientes que "ya no tenemos nada que hacerle" desde el punto de vista ético son una forma de Eutanasia. ¿O es que no se condena al médico debido a negligencia por omisión en casos médico legales? Creo que ninguna ideología debe prevalecer sobre el derecho del individuo. Si no veamos como en algunas ideologías se inmolan voluntariamente por dichas ideas (Jihad). Saludos amigos y hay que respetar todos los puntos de vista y ser tolerantes.

© 2020   Creada por Jaime Espinosa.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio