Foro Medico Nicaraguense

Por la Instalación del Colegio de Médicos y Cirujanos de Nicaragua

 Los hongos son seres vivos que se encuentran clasificados dentro del reino fungi. Están formados por una parte vegetativa (micelio) que se encuentra en el interior del substrato del que se alimentan, produciendo fructificaciones que conocemos con el nombre de hongos o setas. Existen algunas variedades de hongos que contienen alcaloides capaces de alterar el Siste...
ma Nervioso Central. A estas variedades se conocen científica y coloquialmente como “hongos psicoactivos o alucinógenos”. Los hongos alucinógenos o psicoactivos, de la familia de los psilocibes contienen la sustancia alucinógena llamada: psilocibina. Estos tipos de hongos son capaces de distorsionar la percepción de una persona; es decir; su consumo produce efectos en la mente y según investigaciones, se puede llegar a producir dependencia psíquica, sin embargo no se produce dependencia física. Los hongos alucinógenos son especies pertenecientes al grupo de los basidiomicetes (los hongos de sombrero), y conocidos en muchos países con el nombre de setas. Los hongos alucinógenos fueron utilizados en México en los tiempos de los aztecas para sus rituales. Este tipo de hongos eran parte importante en los ritos religiosos oraculares de muchas culturas indígenas; solían ser sus hongos sagrados. Una enorme variedad de de hongos alucinógenos han venido siendo utilizados por diferentes tribus y civilizaciones desde tiempos ancestrales. Muchos de ellos siguen siendo utilizados en la actualidad por los sucesores de estas culturas como un medio de adivinación visionaria y un medio para acceder al mundo espiritual de sus Dioses. (Como lo son la Amanita muscaria, el Peyote y muchas otras). Hongos alucinógenos   ¿Qué son?
          Los hongos alucinógenos son aquellos cuyos principios activos tienen la propiedad de distorsionar la percepción, produciendo alucinaciones (de ahí la denominación de “alucinógenos”). Se trata de organismos eucarióticos, heterótrofos, y pluricelulares. Obtienen su alimento por absorción. Poseen paredes celulares con quitina. Los hongos alucinógenos forman parte del grupo de los basidiomicetes; los cuales se caracterizan por tener forma de sombrilla con un pie generalmente central. También llamados Agaricales. Los miembros de este género incluyen los agáricos más hermosos y más venenosos. Dentro del filo basidiomycota, los hongos alucinógenos forman parte de la clase de los basidiomicetes. El filo basidiomycota incluye a los hongos de mayor complejidad morfológica. Entre los que se figuran las setas, yesqueros, cuescos de lobo, royas, etc. El micelio de muchas de estas setas forman ectomicorrizas en los árboles, su papel para la supervivencia de los bosques es esencial. Muchos de estos hongos son cultivados para obtener setas comestibles, o bien, son recolectadas en el campo para su venta. La característica común en los basidiomicetes es la presencia de basidios; células especializadas que con la meiosis producen basidiosporas. Sin embargo, lo más típico es la reproducción sexual (aunque existen especies que no la presentan), el micelio secundario da lugar a cuerpos fructíferos; los basidiocarpos, algunos de los cuales son bastante grandes, hermosos y comestibles; las conocidas setas. En el campo es frecuente encontrar grupos de setas dispuestas en anillos (como los famosos anillos de bruja), debido al crecimiento en todas direcciones del micelio y la aparición de basidiocarpos en la periferia. Al ser comidos estos hongos, producen trastornos nerviosos con percepción de alucinaciones e ilusiones a colores y por tal motivo, son considerados por varios indígenas como sagrados. 
Estos hongos han llamado mucho la atención a los científicos, principalmente a los médicos y psicólogos, por la posibilidad de utilizarlos en tratamientos mentales para curar o investigar enfermedades de tipo esquizofrénicos. Los hongos alucinógenos se denominan en Náhuatl “Teonanácatl”[1] ; sobre todo a las especies de hongos psilocibes. Existen alrededor de 100 especies de hongos que pertenecen a al género psilocibes. Actualmente es uno de los géneros más utilizados como droga con fines orientados a la espiritualidad. Su importancia en la naturaleza es importante y esencial, pues son generalmente descomponedores de materia.    Antecedentes históricos
Los hongos han acompañado al hombre desde hace ya siglos; aún sin saberlo muchas veces. Es sabido que los egipcios producían pan y cerveza en cuyos procesos de fermentación intervenían hongos microscópicos. En las culturas precolombinas de Centroamérica utilizaban hongos alucinógenos para sus ritos religiosos hace 300 millones de años antes de nuestros tiempos. En otro contexto; los ancestros romanos conocían y utilizaban diversas clases de hongos comestibles como las trufas y Amanita caesarea. Debido a que los hongos fueron “satanizados” por los españoles con su llegada a América; el conocimiento de ellos permaneció casi inadvertido en Europa, y hasta la mitad del siglo XX en el que fueron “redescubiertos” por científicos extranjeros. Sin embargo los hongos estuvieron muy presentes en la época medieval, en particular uno de ellos; el Claviceps purpurea (hongo parásito de los cereales). Desde la Edad Media, estos hongos fueron asociados con fenómenos sobrenaturales. Aún en la actualidad los hongos conocidos como “Anillos de bruja” son atribuidos por muchas personas a cuestiones sobrenaturales. Sí está demostrado que los indígenas (sobre todo de Centroamérica) los usaron y les dieron un calificativo de Dioses. Existen además pequeñas culturas denominadas “Piedras-hongo” y que representan muchas formas (la mayoría antropomórficas) bajo el sombrerete de un hongo, utilizados en sus rituales o como representaciones divinas.
Lo que es seguro es que en América se consumen desde hace 1000 años o más. Durante los siglos XVIII y XIX es cuando la Micología adquiere la categoría de auténtica disciplina científica y es cuando aparecen los sistemas de clasificación que con diversas modificaciones continúan en la actualidad. Es hasta el siglo XX cuando el estudio de los hongos alcanza su mayor desarrollo, no sólo por el número de medios de los que dispone el investigador actual, sino por la importancia que han adquirido en gran número de campos como la alimentación, la medicina, la degradación de los residuos orgánicos. Fue durante los años 50’s y 60’s donde tanto el LSD como la psilocibina, tuvieron cierto auge entre la comunidad psiquiátrica para tratar diversas patologías, y los resultados obtenidos fueron muy esperanzadores. Sin embargo a la mitad de los años 60’s con el auge del movimiento hippie y sus proclamaciones pacifistas (así como la defensa del consumo de todo tipo de drogas) hicieron una vez más que los hongos pasaran a estar prohibidos y que se declararan “sin ninguna utilidad médica”, así como incluidos en la lista de sustancias prohibidas por la ONU. Debido a esta prohibición y unida al miedo que siempre provocaron los hongos, volvieron a desaparecer. Hasta finales de los 80’s y principios de los 90’s volvieron a resurgir hasta alcanzar gran difusión de las investigaciones hechas sobre ellos y hasta su uso de nuevo para la espiritualidad (utilizados por los chamanes). Actualmente el estudio de los hongos se sintetizan en dos grandes tendencias: la que se orienta a la búsqueda y explicación de potencialidades psicoactivas y la que prohíben su uso

Vistas: 3447

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Foro Medico Nicaraguense para agregar comentarios!

Únete a Foro Medico Nicaraguense

© 2014   Creada por Jaime Espinosa.

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio