Foro Medico Nicaraguense

Por la Instalación del Colegio de Médicos y Cirujanos de Nicaragua

El misterio de los 20 millones de dólares - LP 26 de enero del 2013

El misterio de los 20 millones de dólares

 

  • En 2009 el Gobierno le pidió prestado al INSS 20 millones de dólares para enfrentar la gripe AH1N1. Hasta la fecha no se han pagado. La acción es el botón de muestra de cómo los gobiernos han llevado a la quiebra al sistema de seguridad social

 

 

Ortega ese mismo día firmó un decreto que ordenaba al ministro de Salud declarar estado de emergencia sanitaria y excluir de procedimientos la compra de las medicinas.

LA PRENSA/ARCHIVO/O. NAVARRETE

 

 

José Denis Cruz

 

 

La gripe AH1N1 se abría paso por Centroamérica y Nicaragua debía preparar sus morteros para combatir a este virus que amenazaba de muerte a la humanidad. La noche del 28 de abril de 2009 el presidente Daniel Ortega anunció la compra de medicinas con fondos del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS). Sin embargo han pasado ya casi cuatro años de la emergencia sanitaria y la deuda sigue ahí: sin registros de pago.

 

Para algunos expertos en seguridad social los 20 millones de dólares (403,400,000 córdobas de acuerdo con el tipo de cambio de abril de 2009) pasaron a engrosar la gran deuda que el Estado tiene con el INSS de 600 millones de dólares. El sistema de seguridad social nicaragüense necesita una reforma urgente si va a sobrevivir más allá del 2021, pero si el Estado honrara esta inmensa deuda la debacle que está latente sería un poco más manejable.

 

Usted que cotiza, quizá se preguntará qué ha pasado con los 20 millones de dólares. No espere respuesta porque todo es un misterio. Los funcionarios públicos que deberían informar sobre el caso aducen no saber nada.

 

SIN RASTRO

 

A los 20 millones de dólares se les perdió la huella. En los documentos oficiales no hay registros de cómo se distribuyeron. El Ministerio de Salud (Minsa) había calculado, para entonces, en 403,400,000 córdobas los gastos para enfrentar el virus, destinados así: 90,877,000 córdobas para medicamentos; 283 millones para material de reposición periódica; 2,533,000 córdobas para reactivos de laboratorio; 376,768,000 córdobas para insumos y 3,347,000 córdobas para equipar a 150 hospitales municipales.

 

Las cifras sin embargo no cuadran con la cantidad calculada por el Minsa. Al sumar los gastos da un total de 756,525,000 córdobas y salta la interrogante de cuánto fue realmente lo que el Gobierno prestó al INSS.

 

El presupuesto del Minsa en 2009 fue de 5,230 millones de córdobas, y por tanto debió registrar en la partida parte de los 20 millones de dólares, pues con el préstamo se contemplaba comprar insumos médicos y equipos para hospitales.

 

El préstamo es, para Róger Sandoval Murillo, consultor en Seguridad Social y exgerente de Estudios Actuariales en la Superintendencia de Pensiones en el INSS, una señal de las prácticas que han tenido los gobiernos de utilizar como “caja chica” los fondos de la seguridad social.

 

“El Estado acude al Seguro. Le dice prestame y después se hace el loco. Eso es lo que tiene al INSS desbalanceado”, señala Murillo Sandoval.

 

Por su parte Manuel Israel Ruiz, experto en Seguridad Social, presume que los 20 millones de dólares se sumaron a la deuda que arrastra el Estado desde 1960 y que hoy asciende a 600 millones de dólares. “El Estado debe comprometerse a pagar esa deuda. Si se canceló debería haber un documento”, apunta Ruiz.

 

Ambos expertos coinciden en que se tiene que luchar para que los gobiernos dejen de utilizar los fondos del INSS dado que el dinero de los cotizantes es sagrado. Claro está —dicen— que si ocurre una emergencia el Estado puede prestar al Seguro pero de manera transparente.

 

El Estado de Nicaragua ha tenido ya casi cuatro años para cancelar los 20 millones de dólares y no lo ha hecho. “El Seguro no puede invertir a largo plazo porque el Seguro Social tiene compromisos financieros a corto plazo. El Estado puede prestar, pero ahí nomacito tiene que pagar”, señala Manuel Ruiz.

 

NADIE SABE NADA

 

Ni la Contraloría General de la República (CGR) que es el órgano rector del sistema de control y fiscalización de los recursos públicos, conoce detalles del préstamo que el INSS le otorgó al Gobierno en 2009. El presidente de la institución, Guillermo Argüello Poessy, se mostró desconcertado cuando se le consultó sobre el paradero de los 20 millones de dólares y nos orientó a hacer la consulta en el Ministerio de Hacienda y Crédito Público. Pero ahí la información es un gran secreto.

 

Días después del anuncio del presidente Ortega, el presidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto, Wálmaro Gutiérrez, salió al paso y respaldó el uso de los fondos del INSS. “Evidentemente esos 20 millones (de dólares) le van a quedar chiquitos y ahí es donde el presidente (Daniel Ortega) deberá hacer una revisión presupuestaria”, dijo entonces.

 

Sin embargo, cuando se le consulta ahora sobre el tema, el diputado Gutiérrez cambia el discurso y asegura desconocer detalles sobre los 20 millones de dólares.

 

–Diputado, ¿el Gobierno ya le pagó al INSS los 20 millones de dólares que le prestaron en 2009?

 

–Dejame le pregunto a las autoridades del INSS. No conozco detalles.

 

–Diputado, ¿aportó dinero el Alba para cancelar la deuda?

 

–Desconozco honestamente. Sería decirte cosas de las que no tengo información. Gracias (acotó y siguió caminando).

 

LA PRENSA buscó reiteradamente al presidente de la Comisión de Salud y Seguridad Social, el diputado Gustavo Porras, quien se negó a hablar con este Diario y al presidente ejecutivo del INSS, Roberto López Gómez, a quien buscamos en la institución, pero se nos dijo que nos iban a llamar para responder nuestras consultas. Eso finalmente no ocurrió.

 

ALBA IBA A PAGAR

 

Esa misma noche de abril de 2009, Ortega aseguró que el dinero sería pagado con fondos de la Alternativa Bolivariana para las América (Alba). Pero, en su discurso el mandatario nunca especificó de qué manera se gestionaría el dinero para cancelar el préstamo.

 

“¿Cómo le pagamos al INSS y al Minsa? Vamos a hablar con los hermanos del Alba, con el presidente (de Venezuela) Hugo Chávez para que de los fondos de Albanisa podamos pagar la deuda. ¿Hasta dónde van a cubrir (el Alba)? Eso está por verse. ¿Cuánto va a cubrir la OMS y la OPS? Eso vamos a ver”, acotó Ortega en esa ocasión.

 

El mandatario justificó el préstamo aduciendo que los diputados opositores se negaban a sesionar para abordar el problema, por tanto la solución inmediata estaba en manos del INSS. “Como aquí tenemos que apresurarnos y como tenemos a los diputados mal llamados demócratas que se niegan a sesionar en la Asamblea Nacional, ¿qué es lo que queda? Aunque se molesten, pero en primer lugar está el pueblo”, indicó.

 

La solidaridad del Alba de la que habló Ortega al parecer no llegó. En junio del mismo año el Ortega rimbombante anunciaba una vez más que el Alba llenaría el vacío que había dejado la Cuenta Reto del Milenio (CRM). Días atrás el Gobierno de Estados Unidos había decidido cancelar 61.5 millones de dólares destinados a la reconstrucción de la Carretera Vieja León y al proyecto de titulación en occidente.

 

En un acto público el mandatario anunciaba la apertura de la Cuenta Alba Solidaria con un fondo de 50 millones de dólares con los que cubrirían los proyectos que dejó pendiente la CRM. Hasta la fecha la Carretera Vieja a León sigue igual que hace más de tres años y las “bondades” del Alba quedaron nuevamente en palabras que el viento se llevó.

LP 26 de enero del 2013

http://www.laprensa.com.ni/2013/01/22/reportajes-especiales/131661-...

Vistas: 157

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Foro Medico Nicaraguense para agregar comentarios!

Únete a Foro Medico Nicaraguense

Comentario de Francisco J. Rodríguez Hernandez el febrero 1, 2013 a las 8:55pm

La ley es firme en relacion a que trabajo formal o empresa legalmente constituidas tienen que cotizar al inss, por sus patronales y si estos no cotizan te roban a ti y violan la ley, tal vez tengas obcion de demandar al patronal si ocurriera este caso hipotetico, otra obcion es que seas trabajador informal o por tu propios medios en este caso tu seguro o inss seria una cuenta de ahorro propia que tengas o abras, y la tercera no cotizar y aprobechar lo ofertado por los servicios de salud publico, que te sera util aun en la vejez, claro con una calidad no exelente o muy buena pero si aceptablemente buena,  no hay otras obsiones.

Comentario de Roger Sarria el enero 28, 2013 a las 8:22pm

Existe alguna manera de no cotizar al INSS como trabajador y tener una segunda opcion de cotizacion?

Comentario de Francisco J. Rodríguez Hernandez el enero 27, 2013 a las 10:02pm

la demagogia politiquera, y se dice ser un gobierno diferente y transparente y resulto peor que los neoliberales ya que hasta nuestras cotizaciones son robadas por que eso fue un robo a cada trabajador de nicaragua que cotiza al inss. nos roba nuestra bejes y hasta nos quiere exprimir hasta los 65 o mas años lo que esta haciendo es dejandonos indefenso ante nuevos gobiernos neosandinistas capitalistas ya que solo la cupula de este neogobierno es la que se esta enriquesiendo con el sudor de trabajadores enga,ados hasta por FETSALUD.

© 2020   Creada por Jaime Espinosa.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio