Foro Medico Nicaraguense

Por la Instalación del Colegio de Médicos y Cirujanos de Nicaragua

Continúan muertes maternas - END 26 de septiembre del 2010

Hechos que confirman lo dicho por representante de Unicef semanas atrás

Continúan muertes maternas

* Tres en Rivas y una en Masaya, y la mayoría apuntan a presunta negligencia médica

Mercedes Vanegas y Lésber Quintero

Ivonne López Guadamuz perdió al hijo que debió dar a luz por cesárea y no por parto natural. LESBER QUINTERO / END

MASAYA Y RIVAS

Mientras el deceso de tres mujeres que han acudido al Hospital de Rivas a dar a luz mantiene alerta a las autoridades del Ministerio de Salud, Minsa, otra muerte materna salió a relucir en el Hospital “Humberto Alvarado”, de Masaya, donde la víctima fue María Eugenia Martínez, de 33 años, cuyos familiares dicen que se debió a negligencia médica.

Semanas atrás se conoció que la representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), la española María Jesús Conde, fue presionada por el gobierno para que abandonara el país tras declarar a una agencia internacional de noticias que las muertes de recién nacidos han aumentado en el país.

En Rivas, las autoridades de salud en coordinación con el Minsa Central, analizan cada uno de los decesos, para determinar la causa y grado de responsabilidad del personal médico que atendió a las víctimas.

En el caso de Masaya, María Eugenia llegó al centro asistencial a su último control prenatal, pero la dejaron ingresada por tener la presión alta, lo que le trajo otras complicaciones que le costaron la vida. Según Aidalina Martínez, hermana de María Eugenia, a ésta la llevaron el viernes 17 de septiembre al Hospital para su último control, pero la internaron a eso de la seis de la tarde.

El esposo fue a verla y estaba bien, pero a los pocos minutos empezó a sangrar. Llamaron a la enfermera y nunca llegó. Aidalina agregó que cuando llegó la enfermera sacó a los que se encontraban en la sala para hacer revisión de pacientes. “Le pregunté de mi hermana y me dijo que estaba bien, pero al poco tiempo la misma enfermera dijo que iba a cesárea”, indicó.

Media hora después de la operación le pidieron a Aidalina que comprara tres inyecciones para dolores y cuando llegó donde su hermana, le levantó la sábana y vio que estaba bañada de sangre, avisó a la doctora, que llegó un rato después. Le dijo que operarían de nuevo a María Eugenia, “porque el bebé se había defecado adentro”.

Al terminar la operación, en la madrugada, un doctor le dijo que estaba bien, pero minutos después otro médico le manifestó a Aidalina que iban a transferir a la paciente al Hospital Bertha Calderón, en Managua. La joven fue ingresada a cuidados intensivos, donde falleció.

Alexander Antonio Pérez, esposo de María Eugenia, dijo que la doctora que vio a su esposa en Managua, le informó que había perdido el 50 por ciento de sangre, lo que sus familiares atribuyen a negligencia médica. Según el acta de defunción, la causa de muerte fue por shock hipovolémico, como intermedia hemorragia postparto y la básica atonía uterina.

María Eugenia deja en la orfandad a una niña de 9 años y al niño que dio a luz hace nueve días, quien se está alimentado de una tía.

El subdirector del Hospital de Masaya, Enrique Picado, dijo que no puede adelantar nada porque están haciendo las auditorías, y que el resultado de las investigaciones se dará a conocer el martes de la próxima semana.

Investigaciones en Rivas
En Rivas, de acuerdo con estadísticas del Sistema Local de Atención Integral a la Salud, Silais, la primera víctima por muerte materna fue Marbellí del Carmen Espinoza, de 32 años, de Sapoá, Cárdenas, atendida a inicios de febrero con 20 semanas de gestación y tras complicarse fue remitida el 9 de febrero al “Bertha Calderón”, donde falleció.

Igual suerte corrió la primeriza Eveling Mairena Ruiz, de 20 años. Ella se trasladó el 2 de julio desde San Marcos, Altagracia, en la Isla de Ometepe, al hospital rivense, debido a complicaciones de parto. Esperaba ver nacer a su hijo por cesárea, pero al final ambos fallecieron.

Según el doctor Ervin Ambota, Director del hospital de Rivas, la joven presentaba gestación de 36 semanas e ingresó con síndrome hipertensivo. La cesárea se realizó el 4 de julio y pese al esfuerzo del personal el infante no sobrevivió, mientras su mamá fue transferida al “Bertha Calderón”, donde falleció el 21 de julio por preeclampsia grave.

El tercero y más reciente caso dejó como víctima a Damaris Guzmán, de 31 años y según el expediente médico, acudió al hospital rivense con 31 semanas de gestación y el siete de septiembre el personal médico optó por una cesárea. Al final la niña que llevaba en su vientre murió. La madre también expiró ese mismo día.

A estas muertes maternas, se suma una perinatal, denunciada en la Policía de Rivas. La denuncia la hizo Ivonne López Guadamuz, quien el 29 de agosto fue remitida del centro de salud de San Juan del Sur al hospital de Rivas, para una cesárea, pero el personal médico le descartó la cirugía y dijeron que tendría a su hijo por parto normal. “Por esta decisión al final mi bebé falleció en el parto”, manifestó Ivonne quien espera los resultados de la investigación.


END 26 de septiembre de 2010

http://impreso.elnuevodiario.com.ni/2010/09/26/nacionales/132785

Vistas: 148

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Foro Medico Nicaraguense para agregar comentarios!

Únete a Foro Medico Nicaraguense

Comentario de Marvin Fco Cantillano Jarquín el septiembre 30, 2010 a las 12:18am
No me voy a referir a la causa de la muerte materna porque es obvio la muerte alli está y la causa directa de la muerte lo dice todo en algún momento se perdió la vigilancia del postquirúrgico de esta paciente con desenlace fatal, me voy a referir a los medios de comunicación en donde dijeron que la paciente era del hospital de Granada, error garrafal, en segundo lugar como es posible que los familiares se pongan a decir tantas, como podríamos decirlo, expresiones descabelladas, haciendo comentarios ridículos e irrisorios como salió el esposo diciendo que le cortaron un montón de venas y que por eso su esposa se desangró perdiendo el 100% de la sangre, este hombre no tiene culpa porque no es médico, es la forma como le explican a los familiares los especialistas de los hospitales de referencia nacional donde desgraciadamente remitimos los hospitales de los departamentos sin dejar aparte los comentarios que surgen también en medicina legal, por otra parte no he visto en las noticias que le hayan aclarado al medio de comunicación donde salió la noticia que la paciente no era de Granada, tampoco he visto que le hayan aclarado a los familiares que le cortaron las venas sino que fue por una atonía uterina, y por último quiero agregar que existen muchos hospitales en donde desde hace muchos años solo existen tres médicos de turno en ocasiones dos atendiendo a la población que ha venido creciendo enormemente demográficamente hasta la actualidad y con los mismos tres médicos haciendo turnos cada cuatro días, no es lo mismo atender a la población de hace 10 años que a la población actual y con los mismos tres médicos sin dejar atrás a la misma cantidad del personal de enfermeria, eso deberían de ver las autoridadades para evitar que sigan ocurriendo mas muertes, hay personal de enfermería que tienen a su cargo en los turnos hasta 30 pacientes, que se fijen a nivel internacional que esto no existe hasta es anti-ético el personal no da abasto para tanta cantidad de gente que solicita los servicios médico.
gr
g
Comentario de Omar Alberto Martínez Cabrera el septiembre 26, 2010 a las 10:52pm
Es triste pensar que las muertes se puedan evitar con palabras unicamente, es triste saber que cada familia que esperaba tener fiesta, tenga desgracia por la llegada de un nuevo ser. Las muertes maternas ocurren por muchas razones, es multifactorial, viene desde la planificacion del embarazo, el control adecuado, con los medios adecuados y en las mejores condiciones, haciendo lo que esta demostrado que sirve, pero no en los papeles, sino en la accion; con una política que no sea para quedar con la cara medio lavada ante la opinion publica, si no con el compromiso real de resolver los problemas, aumentando los recusos humanos y financieros, no sacrificando al trabajador que suda cada vez que esta ante una complicacion de este tipo. Y recordemos que aun en los mejores lugares, con las mejores condiciones, con todos los medios estos casos ocurren.
Nosotros los médicos solo somos personas que nos dedicamos a ayudar a los demas a sobrevivir las calamidades de la salud, con la mejor de las intenciones. No somos DIOSES. Esto es lo que han de entender las familias, y nuestros gerentes de salud, no es con sanciones laborales, o economicas o denigrando y desprestigiando a nuestro gremio que se resuelve el problema, pues como sabemos no deberia de ser la busqueda de un chivo expiatorio la solucion a la situacion.
La necesidad de atencion del pueblo crece, nuestros hospitales y personal son insuficientes, estan mal equipados aunque tengan alguna mejoria ligera y la intención y compromiso de los que enfrentamos a diario estos problemas es la que evita que las desgracias de este tipo sean mayores.
Hasta donde llegaremos? NO SOMOS DIOSES...
Comentario de Ernesto José Artola Gutiérrez el septiembre 26, 2010 a las 2:41pm
Terrible situación Muertes , Más Muertes , Mujeres pagando con su vida , La irresponsabilidad , e ineptitud de los que dirigen la salud en el sitema orteguista en Nicaragua , que lo vende a nivel nacional e internacional como un gran avance de este gobierno , Y para no pagar los platos rotos , para salirse con las suyas , Buscan culpables en los trabajadores de salud , Cuando con pocos recursos tecnicos materiales , y con Centros asitenciales saturados de pacientes buscan como hacer lo mejor , Pero sencillamente no pueden sastifacer las demanda , y viene el caos , y el pueblo paga con su vida , Dios nos ayude a salir de está miseria .

© 2020   Creada por Jaime Espinosa.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio