Foro Medico Nicaraguense

Por la Instalación del Colegio de Médicos y Cirujanos de Nicaragua

Células madre: ¿ciencia o estafa? - LP 5 de agosto del 2012

Células madre: ¿ciencia o estafa?

 

  • Bajo el anzuelo de la medicina regenerativa Nicaragua se ha abierto al “turismo celular”. Una clínica se instaló en San Juan del Sur, Rivas, ofreciendo a enfermos desesperados del mundo la cura de males como el cáncer, sida, Parkinson o Alzheimer, a través de las polémicas células madre

 

Ver ampliada

 

Por José Denis Cruz

 

El hombre que atiende el teléfono habla con tanta seguridad que puede convencer a cualquiera. Ese hombre, que se identifica como Julius Hellenthal, vende a su clínica con un rosario de bondades. Asegura que puede curar enfermedades terminales que tanto han azotado a la humanidad, como el cáncer, la diabetes, el mal de Parkinson, el Alzheimer, el sida y muchas más. Él se asentó en Nicaragua desde hace 12 años.

 

Se vino jubilado de Alemania y la idea de hacer dinero en este país viajó con él. En 2007 abrió un establecimiento de células madre al que llamó Curismo, una fusión de cura y turismo. Así entonces San Juan del Sur se sumó a las ciudades que ofrecen el “turismo celular”. Los pacientes son mayoritariamente extranjeros. En Nicaragua poco o nada se sabe de eso. Es un tema que solo se escucha en los países más avanzados.

 

Vayamos por parte. Entendamos primero qué son las células madre. Véalo así: Imagine que en un juego de naipes usted tiene un comodín, que le sirve en cualquier lugar, en cualquier canasta. Ese comodín es la célula madre, así que puede ponerla en el corazón, el cerebro, los huesos, o cualquier otro órgano. Ahí van a regenerar el tejido que se ha perdido ya sea por traumas, enfermedades o accidentes. Ellas son multifuncionales, versátiles, dan vida y marcan una nueva era en la medicina regenerativa. Desde su descubrimiento han sido una bocanada de aliento para curar enfermedades como el cáncer y la diabetes, por mencionar algunas.

 

Existen tres de tipo de células madre: embrionarias, de cordón umbilical y adultas. Con las dos últimas ya hay decenas de ensayos clínicos que garantizan su efectividad en el tratamiento de algunas enfermedades. De las embrionarias se dice que pueden provocar tumores, que están asociadas a la clonación, y que para obtenerlas se debe matar a un ser humano en formación.

 

PROMETIÓ REJUVENECERLO 

 

Han pasado dos años desde que Sergio Bonilla visitó la clínica de células madre, en San Juan del Sur. Tiene 72 años y padece de mal de Parkinson. La cita fue con un médico, alto y de ojos azules, al que le costaba hablar español. Le dijo que iba a rejuvenecerlo, que volvería a caminar y que le retribuiría el negro de su pelo. Eso prometió.

 

La familia confió entonces que pronto podría dejar la silla de ruedas y la cama metálica a la que estaba condenado desde hace tiempo. Carlos Hernández, su hijo, recuerda que la familia había decidido aplicarle el tratamiento en un centro médico de Berlín, Alemania. Sin embargo, semanas antes de partir escucharon que una clínica de células madre estaba operando en Nicaragua. El viaje se canceló. Sintieron miedo, pero las esperanzas de curar a su anciano miembro no daban lugar a dudas.

 

Estando ahí, le extrajeron sangre del brazo derecho y minutos después la regresaron a su organismo. “Él nos dijo que su enfermedad era una infección y la iba a atacar con antibióticos y células madre embrionarias. Todo eso iba en una ampolla que primeramente se la inyectó en el estómago. También le orientó seguir una dieta drástica”, comenta Hernández. Bastaron dos semanas para cancelar el tratamiento. La presión alta y la diabetes empezaron a atacar. Por un momento albergó la esperanza de que, una vez inyectadas, las células madre, su padre recuperaría las funciones motoras perdidas. Pero no fue así.

 

Las bondades de las células madre han traído consigo una proliferación de clínicas que prometen hacer maravillas con la medicina regenerativa. China, Alemania, Brasil y Estados Unidos encabezan las listas, según el diario español ABC.

 

Curismo es el único centro médico que manipula células madre en el país. Según el sitio web, los médicos que la integran tienen un currículo de prestigio y pueden curar más de cien enfermedades. Ahí hay testimonios de los pacientes que se han curado. Solo los testimonios, los nombres no figuran por ningún lado. Las mejorías a las que se refieren los supuestos pacientes incitan a cualquier persona que padece alguna enfermedad terminal a conseguir los ocho mil dólares que cuesta el tratamiento e irse a San Juan del Sur a librar la batalla con la muerte. Tal como ocurrió con la familia Bonilla. “Reaccionamos a tiempo”, reconoce Carlos Hernández.

 

Sonia Hebbert, laboró dos años en el hotel Victoriano de San Juan del Sur, y recuerda haber visto trabajar ahí al doctor Hellenthal. Dice que vio como le apretó la cabeza a una de sus pacientes y le extrajo pus. Sacó una jeringa de su maletín y aparentemente le inyectó algo en la cabeza de la mujer blanca que nunca se inmutó. Tomó sus cosas y partió para nunca más regresar. Días después la misma mujer blanca abandonó el hotel Victoriano, ahí donde se hospedan los enfermos que trata la clínica Curismo. “Yo no miraba mejorías en los pacientes. Como venían se iban”, refuerza la mujer entre susurros.

 

Mensualmente el hotel alquilaba al doctor Hellenthal un promedio de ocho habitaciones. Según ella era un convenio entre ambos establecimientos, pero el responsable del hotel lo negó. “Los pacientes dilataban entre 15 a 20 días, y la mayoría de ellos eran viejos que venían de Europa”, prosiguió Hebbert.

 

“Si es cierto, merece el Nobel” 

 

LA PRENSA consultó al doctor Byron Sánchez, médico que labora en una clínica de trasplante de células madre de cordón umbilical en Ciudad de Guatemala, Guatemala. Él se asombra al conocer las enfermedades que dice curar y las terapias que dice aplicar el doctor Hellenthal. “Si lo que pregona hacer es cierto, se merece un Nobel”, ironiza el médico.

 

La clínica ha atendido a más de 5,000 pacientes extranjeros, señala el sitio web de Curismo. “Si la clínica existe y ofrece esas curaciones milagrosas, es porque hay clientes que lo demandan y pueden pagar los ocho mil dólares, sin embargo no hay curación para muchas de las enfermedades enumeradas en la página web”, opina Sánchez.

 

“En la clínica donde laboro tenemos tres años de estar utilizando las células madre. Utilizamos las células madre de cordón umbilical y las células madre adultas, las que uno ya tiene, es decir las de la médula ósea, las de la sangre periférica”, explica el médico guatemalteco.

 

El expresidente de la Asociación Médica Nicaragüense (AMN), Rafael José Cabrera, enfatiza que la práctica de células madre con células embrionarias le quita la vida a un embrión, un ser humano, y además está asociada a la clonación. Es una lucha ética la que más bien se libra al otro lado del mundo. Aquí esos debates todavía no salpican.

 

Para cultivar las células madre embrionarias, comenta, se necesitan equipos altamente tecnológicos, un equipo médico multidisciplinario, millones de dólares y lo más importante: el “ok” de las autoridades sanitarias.

 

“María” fue masajista de Curismo. Trabajó poco más de dos años y durante ese tiempo solo logró ver una “especie de quirófano” en el segundo piso del local. “Tenía cosas de hospital, mesas metálicas. Era como un hospital”. De ahí nada más, quizá porque los masajes tenía que efectuarlos en el hotel.

 

El viernes 27 de julio LA PRENSA visitó la clínica Curismo, en San Juan del Sur. La entrevista iba bien hasta que el periodista le preguntó al médico alemán cómo conseguía las células madre de cordón umbilical, si su centro médico contaba con los equipos necesarios para cultivar las células embrionarias y si contaba con la debida acreditación. Enfureció y lo sacó a insultos. Al reportero gráfico lo agredió e intentó quitarle la cámara.

 

Julio Hellenthal, el alemán de hablar pausado, asevera que realiza trasplante de células madre embrionarias. Lo repite como cinta rayada con ese su español machacado y altanero. Sin embargo, Iveth Pilarte, médico general y miembro de la Asociación Médica Nicaragüense, advierte que dicho procedimiento todavía está en pruebas clínicas, y por tanto no puede ser aplicado. Expertos dicen que este procedimiento, sobre el que hay un debate mundial, genera tumores, por tanto puede empeorar la salud de los pacientes que se sometieron al tratamiento.

 

El doctor Byron Sánchez, al igual que otros, ve con escepticismo las prácticas en esa clínica, pues duda mucho que Nicaragua esté preparada para realizar procedimientos con células madre embrionarias. Duda mucho de ese salto médico. “Esto (las células madre embrionarias) está rodeado de una gran controversia, (y) no creo que haya tecnología en Nicaragua (para cultivarlas)”, advierte el médico en una conversación telefónica desde la Ciudad de Guatemala.

 

“Deben tener precaución con esto y ser más bien desconfiados. Para cultivar células embrionarias se necesitan millones de dólares en inversión e infraestructura y pocos países en el mundo lo están haciendo”, continúa el médico guatemalteco.

 

El laboratorio clínico de Curismo es un misterio. En San Juan del Sur nadie lo conoce. Los pacientes que llegan tampoco. Del centro médico solo se conoce el primer piso, de los dos que tiene. Una mesa cargada de folletos del doctor Hellenthal da la bienvenida. Allá al fondo una puerta entreabierta deja ver la oficina del alemán. Al centro unos sillones que hacen de sala de espera. Nada más. Por ningún lado se ven los tanques de nitrógeno que debería tener para el cultivo y almacenamiento de las células madre.

 

“Nunca vi equipos tecnológicos, nunca pasé de la sala del lugar”, dice a medias palabras Sergio Bonilla, expaciente de esa clínica.

 

Sánchez no es el único médico que se asombra al ver la página web de Curismo. También a Alejandro Leal, director de la Escuela de Biología de la Universidad de Costa Rica, le llamó la atención el hecho de que en Nicaragua se manipulen las células embrionarias.

 

Pero a Hellenthal poco le importan las voces de otros médico que lo critican. Más bien se jacta de que ha aparecido un centenar de veces en la televisión nacional. “Yo he aparecido 123 veces en televisión y si (algunos) doctores dicen otras cosas es porque ellos no saben qué es lo que estoy haciendo. Si yo he aparecido en televisión, esto no puede ser ilegal”, insiste el alemán, mientras asegura que trabajó como médico general en Austria y como oftalmólogo en Alemania.

 

RETO: QUE MUESTRE ENSAYOS CLÍNICOS 

 

El doctor Cabrera, uno de sus críticos más vehemente, lo reta a que exponga las investigaciones y ensayos clínicos que dice tener, en el Congreso Nacional de Médicos, que se realiza todos los años.

 

“Si una persona quiere saber si una terapia sirve para curar alguna enfermedad debe seguir un método científico, llamados ensayos clínicos”, explica, por su parte, Alejandro Leal, investigador de la Universidad de Costa Rica.

 

“Después de hacer prácticas en animales y se logra demostrar que la terapia es segura, pasa a una segunda fase que es para demostrar que la terapia es efectiva, es decir que se toma un número de pacientes, a una parte se le aplica la terapia y a otros no, ya después se hace un estudio estadístico para observar si los pacientes tuvieron una recuperación significativa”, aclara el costarricense.

 

“Nada de lo que está en esa página web me demuestra que se hicieron los ensayos clínicos pertinentes”, advierte también el médico.

 

Sergio Bonilla, el señor de 72 años se ha levantado de su cama metálica para irse a la sala. Quiere que en el retrato se le vea vigoroso. Ahora está recuperado de esos bruscos movimientos que le provocaba el mal de Parkinson, no es que haya sido por el tratamiento de la “tal clínica” que le cobró seis mil dólares, sino porque su médico que vive en Miami le ha aplicado el tratamiento adecuado. Él ya no pone sus esperanzas en las células madre, ahora confía en “la voluntad de Dios” y su doctor.

 

 

Vistas: 2028

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Foro Medico Nicaraguense para agregar comentarios!

Únete a Foro Medico Nicaraguense

Comentario de Gioconda Cajina López el agosto 5, 2012 a las 7:26pm

Después de esta denuncia, esperemos que el Ministerio de Salud actúe, y lo que corresponde es que las personas perjudicadas pongan su denuncia en la Policía. El Sr. Hellental debe estar autorizado por nuestro país, él no se atrevería a salir en todos los canales de TV sin tener el aval del Minsa. En cuanto a las células madre, los centros de investigación de Suecia advirtieron que no hay que dejarse estafar, que no hay que comprar esos "tratamientos", porque hasta hoy las células madre están en experimentación.

Comentario de Jose Hidalgo Diaz el agosto 5, 2012 a las 2:26pm

Las Celulas Madre si son una Novedad Cientifica y un esfuerzo de los Cientificos para desarrollar nuevos metodos de de asistencia a pacientes necesitados de diferentes enfermedades.

El enfoque del articulo no es en contra de la Investigacion ni de los verdaderos cientificos si no de sujetos inescrupulosos que violan los acuerdos internacionales de investigaciones biomedicas en humanos.

Comentario de Jose Hidalgo Diaz el agosto 5, 2012 a las 2:20pm

Las Celulas Madre si son una Novedad Cientifica y un esfuerzo de los Cientificos para desarrollar nuevos metodos de de asistencia a pacientes necesitados de diferentes enfermedades.

El enfoque del articulo no es en contra de la Investigacion ni de los verdaderos cientificos si no de sujetos inescrupulosos que violan los acuerdos internacionales de investigaciones biomedicas en humanos.

Tuve el honor de realizar el Primer Transplante Cardiaco de Sten Cells *Celulas Madre" en el area de Centro America y el Caribe el 27 de Febrero del 2004 junto a un bien escogido grupo de cientificos.

Fue de los equipos Pioneros a nivel Mundial.

El Perodista esta errado en datos sobre la clasificacion de estas celulas y ademas sobre datos del comienzo de estos estudios. Totalmente errado y quien le informo no esta bien preparado en el tema.

Pero eso no es tan importante como la gravedad de lo que denuncia pues ese Sujeto que esta realizando esos procederes en Nicaragua no ha discutido jamas en ninguna institucion cientifica su supuesto  "Protocolo de investigacion". Ni en CONICYT, ni en el MINSA, Ni en la UNAN o en cualquier universidad prestigiosa  incluyendo las Privadas de Nuestro Pais. 

Hay pautas internacionales y por ejemplo soy miembro de la Asociacion Internacional de Bioasastencia Cardiaca con sede en Paris y nuestro protocolo fue realizado en combinacion con la Universidad "Pierre et Marie Curie" de Paris y con el Hospital "Broussais"- "HEGP" de Paris. Todo se aprobo por las estructuras cientificas  adecuadas y ademas previamente se realizo el portocolo en animales de experimentacion.

Lo que denuncia el Periodista ya no es competencia del Area Cientifica reguladora si no de los tribunales pues es una grave violacion de los acuerdos de Helsinki en cuanto a  tratamientos a seres humanos. No hay duda, Es muy grave esta situacion.

Solo una pregunta a este sujeto que cree que puede emplear a los humanos como "Conejillos de India"

Como escoge las celulas, como las cuentas y como sabe su linaje. Tiene Citometro de Flujo.?

Para mas informacion dirijase a:

 http://hidalgodiaz2003.blogspot.com/

 

Foto del Primer transplante Cardiaco de celulas Madre en Centro America y el Caribe

27 de febrero de 2004

La Habana/Instituto de Cardiologia y Cirugia Cardiovascular/Dr. Jose Hidalgo/Cirujano Cardiovascular ll°

 

El Primer caso en el Mundo lo realizo el Dr. Menasche en Paris (Octubre del 2000- Reortado por el periodico "Le Figaro"

Comentario de Roberto Julián Aguilar Briceño el agosto 5, 2012 a las 9:43am

Sea quien sea este señor, debería saber que no basta con aparecer más de 100 veces en TV para que sus actividades sean legales. Como él, varios individuos suelen salir en todos los medios casi a dario y están siendo juzados por cosas gordas.

Para empezar, en vez de molestarse, debería mostrar las gacetas en que publicó sus incorporaciones a la Universidad Nacional como médico general y como especialista; y el documento y código de registro en la Dirección General corespondiente del MINSA.

Luego, si tiene ensayos clínicos controlados, debe mostrar los datos para poder buscarlos en las revistas que los publicó. En un congreso médico de una pequeña parte de médicos del país no va a demostrar nada, sólo a presentar en pps lo mismo que viene diciendo, sin el tiempo suficiente para exponerlos y con escaso nivel de credibilidad. Es mejor que proporcione el nombre de las revistas médicas, volumen, N°, páginas y fecha de publicación.

Dado que el MINSA y las personas del gobierno encargadas de bloquear todos los intentos de colegiación de los médicos hasta el momento se están saliendo con la suya, el Estado debe intervenir de oficio para investigar el caso, como sucedió hace unos añor con unos supuestos cardiólogos mágicos que ejercían en Altamira y fueron investigados por denuncias de la Asociación Nicaragüense de Cardiología, aunque para entonces "ya habían volado".

Las células madres no son ninguna novedad, pero sí lo es su uso clínico en un pueblito de un país sin la tecnología necesaria y aplicada la técnica por alguien que no ha podido demostrar su acreditación profesional ni competencia científica.

¿Cuándo empezarán a usar el cerebro y la conciencia social los enemigos del Colegio Nicaragüense de Médicos y Cirujanos? Por favor, déjennos hacer por el pueblo nicaragüense lo que ustedes no quieren ni pueden.

 

© 2019   Creada por Jaime Espinosa.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio