Foro Medico Nicaraguense

Por la Instalación del Colegio de Médicos y Cirujanos de Nicaragua

A continuación lo que salió en El Nuevo Diario hoy 11 de Julio del 2012:

Médicos enfrentarán juicio por negligencia

Cuatro de seis médicos del Hospital “Manuel de Jesús Rivera”, La Mascota,  enfrentarán juicio el próximo 7 de agosto, porque el Ministerio Público les imputa la presunta coautoría del delito de homicidio imprudente, por la muerte del menor Enrique Josué Chacón García, de 13 años.

Los doctores remitidos a juicio por la jueza Primero Local Penal de Managua, Julia Mayorga Solórzano, son: Karen Sequeira Moody, Mayra Valencia Cayasso, Francisco Escobar y Fabián Cruz Estrada.

El deceso de Chacón García aconteció el 25 de junio de 2009, luego de 18 días de calvario. El Ministerio Público también acusa en calidad de coautores a los médicos Herling Narváez Rojas y José Zelaya Hidalgo.

Narváez no se presentó a la audiencia porque fue becado para cursar estudios de especialización en Venezuela, sin embrago, la parte acusadora alertó de que el  médico no ha salido del país. Por esta razón, la jueza Mayorga ordenó a la Dirección de Migración y Extranjería que le informe sobre los movimientos migratorios del acusado.

En lo que refiere al doctor José Zelaya Hidalgo, la jueza Mayorga le dio 24 horas de plazo para que justifique su ausencia en la audiencia de este martes, o en caso contrario, ordenará su captura.

País por cárcel

Mientras llega la  fecha del juicio, los cuatro acusados no podrán salir del país, tampoco de Managua sin autorización judicial, y deberán presentarse una vez por semana  ante la Oficina de Control de Procesados.

La jueza Mayorga advirtió a los médicos que el incumplimiento de estas medidas cautelares --que también incluyen la prohibición de comunicarse con la víctima y con los testigos-- podría significar hasta la imposición de la prisión preventiva.

Mayorga desestimó la petición del Ministerio Público de imponer a los acusados el arresto domiciliar, el pago de una caución económica (fianza) de C$50,000 y la prohibición de ejercer la profesión, por considerarla desproporcionada.

Los abogados defensores coincidieron en pedir que fuera rechazada la acusación presentada por la Fiscalía, y refrendada por el representante de la víctima, el abogado Harlam Bladimir Huete.

“Por falta de claridad, esta acusación debe ser rechazada, porque es oscura, es acrobática”, alegó el abogado Bismarck Quezada, defensor de la doctora Mayra Valencia Cayasso.

Los  defensores, Ramón Rojas Urroz y  Karla Alvarado Martínez, pidieron que no fuera tenido como parte en el juicio en calidad de representante de la víctima su colega Huete, pero la judicial mostró un documento donde Mayra del Socorro García, madre de la víctima, delega al litigante para que le represente en el juicio.

Los hechos

El 7 de junio de 2009, Mayra García llevó a su hijo menor al referido hospital infantil, quejándose de un fuerte dolor abdominal, donde fue atendido por la doctora Sequeira Moody, quien sin ordenar la realización de los exámenes correspondientes, diagnosticó que se trataba de un problema parasitario, refiere la acusación de la Fiscalía.

Un día después (8 de junio) la madre regresó con su hijo a ese centro asistencial, donde fue atendido por la misma doctora Sequeira, quien llamó a su colega, José Zelaya Hidalgo, quien diagnóstico que se trataba de un cuadro de apendicitis aguda complicada con varios días de evolución.

Sin embargo, Zelaya Hidalgo aunque sabía de la situación delicada del menor, no realizó la operación, y delegó en otros médicos residentes, sigue diciendo la acusación del Ministerio Público.

El 14 de junio, el entonces estudiante de Cuarto Año de Medicina, el médico Narváez Rojas, ordenó que el paciente Enrique Chacón García fuera dado de alta, pese que solo había cumplido seis de los 10 o 14 días de tratamiento posoperatorio que debía recibir en  el hospital.

Un día después, el 15 de junio, la mamá regresó con su hijo al hospital, quien presentaba un cuadro de infección en la herida de la operación, donde únicamente le aplicaron antibióticos, refiere la acusación fiscal.

El 18 del mismo mes, la doctora Valencia Cayasso, también de manera precipitada, ordenó que fuera dado de alta el paciente (Chacón García),  sin realizar los estudios clínicos pertinentes.

Por esa razón, la madre del niño decidió llevarlo a un médico privado, donde mediante un ultrasonido descubrieron que había pus en la herida, causada por taponamiento intestinal, que según el representante de la víctima, se produjo porque en la operación al niño le dejaron gasas.

Fue así como después de 18 días de entrar y salir del hospital, y de ser operado en dos ocasiones, el menor se rindió ante la muerte en la Unidad de Cuidados Intensivos, la mañana del 25 de junio de ese año, se indica en la acusación.

La extensa acusación del Ministerio Público está respaldada con un dictamen médico legal emitido por los forenses Oscar Bravo Solís y Túkler Urroz Túkler, quienes aseguran que hubo negligencia por parte de sus colegas.

Vistas: 359

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

considero que este caso, hace notar la importancia del colegio medico, como la institucion acorde para evaluar meridianamente el caso. Este caso puede ser usado por algunos sectores con intereses  ajenos al usuario y al trabajador de la salud, solo con el fin de jalar agua para su molino.

Debemos unirnos cada vez màs no hay quien abogue por nosotros en estos casos los abogados no tienen experiencia en esto, insto a los colegas abogados que si pueden dar una manito a los colegas acusados lo hagan no permitamos que pisoteen nuestra dignidad cada dìa màs

Nota la importancia del colegio médico y que este conste de una asesoría jurídica, que deienda a los colegiados

 

RSS

© 2017   Creada por Jaime Espinosa.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio